Technical data

NAME OF THE PROJECT Residential complex for elderly people
PROGRAMME 180 houses + common services
SITE Meruelo, Cantabria, Spain
COMPETITION DATE 2016
CATHEGORY Housing
AREA 6,8 HA
DEVELOPER Ciudad Residencial Brisa del Cantábrico Sociedad Cooperativa
TEAM Claudia Cerrelli, Simona Cojocaru

Project description

Based on the concept of ´identity within diversity`, the proposal is organized as a set of buildings and open spaces that allow for the best optimization of the topography and landscape, as well as the control of building scale, in order to deliver a sense of proximity and identity to the residents.
The group of buildings for communal use is set in the central part of the plot, to achieve, as much as possible, an equal travel distance to/from the living units. Organized around a central square, which acts as an agora - the main meeting point, all communal buildings are connected through a series of covered walkways.
The living units are distributed in 4 distinct districts, composed of groups of 4-6 houses, alternated with open spaces. We propose a modular pattern with shared services which can be adapted internally for various configurations, depending on the needs of the residents. All units have direct access externally, through individual porches and gardens. Two approaches to the houses?? roof enclosures allow for an overall unity, without losing individuality.
In order to achieve full accessibility for all units, each group of houses is set within similar terrain slope and the connection to the communal areas is achieved through flat covered walkaways or a system of fully accessible ramps.
The organization and distribution of the buildings avoids large built areas, generating a scale that matches the small neighboring town. The diversity of green and open spaces, such as planted gardens, allotments, outdoor activity areas or informal green spaces encourages a variety of activities, sedentary or active.
The proposal embodies both an architecture and infrastructure which can incorporate various circumstances of the inhabitants.
concreta y ofrece en esta fase de concurso, un proyecto posible
dentro de los viables.
Son cuatro los conceptos y objetivos sobre los que se desarrolla la propuesta:

a. Unidad en la diversidad; iguales pero distintos
b. escalas de relación; Identificación individual y colectiva.
c. Accesibilidad y movilidad universal en todos los espacios.
d. Optimización de recursos materiales y energéticos

Basado en el concepto de unidad en la diversidad, se propone un conjunto organizado a través de sub
conjuntos o partes que permitan tanto la posibilidad de su desarrollo en fases como la optimización de
las condiciones topográficas y paisajísticas del lugar, al tiempo que contribuyan al control de la escala
de la edificación y a la construcción de espacios de proximidad e identidad para los residentes.

Distribución de usos y espacios edificados

Los edificios destinados a espacios y servicios comunes se sitúan en la parte central del solar,
procurando la mayor equidistancia posible con las viviendas individuales.
Se organizan y conectan mediante una galería cubierta en torno a una plaza central que oficia de ágora;
principal lugar de relación y presentaciones del conjunto, espacio de intercambio, al que se pueden
incorporar usos esporádicos y eventos. Esta plaza oficia de gran hall urbano y de terraza hacia el paisaje
y la población.
Los diferentes grupos o paquetes funcionales que conforman los edificios comunes, se expresan como
unidades espaciales y constructivas diferenciadas, con autonomía y posibilidades de crecimiento y
transformación propia.
Los espacios destinados a Unidad de Convivencia se sitúan a cota de la plaza y otras zonas comunes lo
que le asegura una total accesibilidad, pero se protege de estos para lograr mayor intimidad. Se
organizan en cuatro módulos alternados por patios terapéuticos y conectados mediante un área de
espacios comunes, estancias y servicios situados al sur y en directa relación con una zona de terrazas y
jardines.
Las viviendas individuales se distribuyen en cuatro unidades vecinales compuestas por grupos de
cuatro o seis viviendas ordenadas en base a un patrón cartesiano que alterna grupos de viviendas con
espacios libres, articulados e identificados por dos espacios comunitarios para cada unidad vecinal.
La organización de los distintos espacios habitacionales individuales se concibe de forma que ofrezca la
mayor igualdad de condiciones posibles al tiempo que permita la identificación y particularización de los
residentes.
Todas las viviendas se configuran en base a un módulo de 9,3 m de frente y 6,2 m de profundidad para
la mayoría de las viviendas (de 50m2 útiles) y de 7,25 m de profundidad para el 5% de viviendas de
60m2 útiles. Para todas las unidades se propone un mismo patrón organizativo que permite diferentes
configuraciones interiores. Los núcleos húmedos o de servicio se agrupan y ordenan hacia una de las
paredes dejando el resto de la planta para diferentes organizaciones interiores. La zona de servicio
permite la incorporación de uno o dos baños o de un baño y un deposito pudiendo incluso ocupar
espacio de cocina en caso de que ésta necesite más o menos desarrollo.
Todas las unidades cuentan con acceso directo desde el exterior a través de un jardín y un porche
propio. Formalmente cada vivienda se identifica dentro del conjunto que integra, al tiempo que en cada
unidad vecinal se proponen dos variantes formales en función de la conformación e inclinación de las
cubiertas. De esta manera se obtiene una imagen unitaria a la vez que diferenciada que permite a los
residentes sentirse parte de un conjunto sin perder su individualidad.

Accesibilidad y Movilidad

Para asegurar la accesibilidad a todas las unidades se ha modificado el terreno para obtener zonas con
pendientes adecuadas para una movilidad confortable para andar o desplazarse en sillas de rueda.
Cada unidad vecinal cuenta con zonas en cotas similares. Al mismo tiempo para la conexión con el área
central se han dispuesto itinerarios cubiertos prácticamente planos o a cota y un sistema de rampas
con pendientes menores al 6%. Finalmente para promover y facilitar la relación entre vecinos así como
con los visitantes se han previsto circuitos e itinerarios peatonales accesibles entre las distintas zonas
del conjunto, y al mismo tiempo se han dispuesto espacios de relación de proximidad en los distintos
sectores o unidades vecinales. Estos espacios son espacios de identificación y apropiación colectiva de
escala intermedia.
Sin restar importancia y prioridad a los circuitos y relaciones peatonales, se propone un sistema de
viarios compatibles con el uso vehicular que facilita no solo el acceso y asistencia a la zonas comunes
sino que permite llegar y asistir a las distintas unidades vecinales, de forma que tanto los vehículos
particulares, taxis, ambulancias, camiones de basura y bomberos puedan llegar y acercarse a todas las
viviendas individuales.
Así mismo y sin que en ningún caso perjudiquen los tránsitos, usos y disfrute de los espacios a los que
asisten, se han previsto zonas de aparcamiento en superficie en las proximidades de las unidades
vecinales, de los espacios comunes y de los apartamentos de visitantes. Finalmente y aprovechando los
desniveles del terreno, se han previsto plazas de aparcamientos en sótano bajo el edificio de usos
comunes.
Así el sistema de tránsito vehicular cubre las necesidades de accesibilidad y asistencia tanto para uso
cotidiano como para casos de emergencias al permitir el acceso y aparcamiento cercano a los distintos
espacios de usos comunes y privados.